Programa Primera Exportacion

Teoría de los aranceles

Definimos “el arancel de aduana” como la principal de las Instituciones del Comercio Exterior. Es; en principio; de carácter impositivo.

El arancel de aduana puede ser:

1. Ad-valorem: (al valor) es un arancel basado en un porcentaje del valor del producto, de modo que un reloj tasado en u$s25,oo con un impuesto del 10 % pagará un arancel de u$s.2,50.

2. Específico: un monto establecido por unidad de medida; el que a su vez puede ser:

2.1.único: un importe determinado por unidad de medida; por ejemplo: 1 u$s. por unidad de producto importado. Así, un fabricante que introduce 1.000 pares de zapatos pagará un derecho específico único de u$s.1.000,oo

2.2.máximo: es aquél que no puede exceder de un determinado monto en u$s. preestablecido; caso contrario se aplicará el ad-valorem.

2.3.mínimo: es aquel que no puede ser inferior al monto determinado en u$s. preestablecido. Caso contrario se aplicará el ad-valorem.

2.4.adicional (o compuesto):cuando además del ad-valorem se aplica un derecho específico. Por tanto, un traje valuado en u$s. 80,oo que tiene un derecho específico de u$s.3,oo y un derecho ad-valorem de 5 %, tendrá un derecho compuesto de u$s. 7,oo

En la actualidad en la R.A. existen fundamentalmente aranceles ad - valorem; salvo recientes excepciones en algunos productos se aplican aranceles específicos.

Se abolieron en la primera etapa de la Administración del Dr. Domingo Cavallo el 01.04.1991 mediante resolución 88/91 del M.O.S.P..

Anteriormente a esa fecha eran varios los productos que tenían aranceles específicos; como por ejemplo: el café soluble, los neumáticos usados, el papel para decorar paredes, hilados, prendas interiores, etc.

Hoy nuevamente se están restableciendo sobre algunos productos, cuyos precios de importación afectan la producción nacional; como en el caso de productos textiles, zapatillas y otros.

Con el arancel de aduana se gravan los productos en el momento de su entrada al mercado nacional a través de las Aduanas. Según el nivel de dicho impuesto; que puede ser general, o sea aplicable a todas las posiciones arancelarias, o bien puede ser diferenciado para todos los productos incluidos en el nomenclador arancelario aduanero; se facilita, con un arancel bajo; como en la actualidad; el ingreso de productos desde el exterior, o bien con un arancel alto se dificulta la entrada de los productos provenientes desde el exterior.

O sea que el arancel de aduana determina tendencias políticas.

En el primer caso estamos frente a una tendencia librecambista, que favorece el libre comercio entre las naciones del mundo, tal como lo impulsa la O.I.C (W.T.O.) G.A.T.T.

En el segundo caso estamos frente a una tendencia proteccionista; es decir que tiende a reservar el mercado nacional para los productos domésticos.

La medición de ese nivel de aranceles nos permite determinar el grado de competitividad de la economía de un país.

Antes de la década del 90, los países más desarrollados, más industrializados, se caracterizaban por tener niveles más bajos de aranceles. Todo lo contrario sucedía con los países de desarrollo intermedio y subdesarrollados, que contaban con niveles mucho más altos en sus derechos arancelarios.

Mediante esta filosofía los países menos desarrollados tenían el propósito de fomentar dentro de sus mercados el desarrollo de su industria sobre la base de la sustitución de importaciones. Es decir que se entendía que los aranceles de aduana eran el elemento básico de protección de los sistemas productivos nacionales.

La respuesta no fue positiva, en virtud de que los consumidores locales debían resignarse a consumir los productos nacionales; sin poder de elección; muchas veces de inferior calidad y alto precio.

Esa diferencia entre los niveles de desarrollo y de los aranceles entre los países hacía que en los más desarrollados el erario público se viera favorecido con mayores ingresos, contrariamente a lo que sucedía con los países menos desarrollados.

Esa tendencia ha cambiado en la última década, ya que se ha consolidado la economía de mercado y los países miembros de la O.I.C. deben tener niveles razonables de aranceles que no vulneren el libre intercambio de mercaderías y servicios entre las diversas naciones del mundo.

 

Ante un incremento del precio del producto en el mercado de consumo; como consecuencia de un incremento en el arancel de aduana se produce una disminución en la cantidad demandada.

Es decir que los gobiernos se sirven de los aranceles para incrementar sus ingresos y proteger la industria nacional. Por otra parte con estos impuestos disminuyen la demanda del producto respectivo al elevar el precio para el comprador; tal como se advierte en el gráfico arriba expuesto. Gracias a este incremento de precio, los productores nacionales serán más competitivos y le arrebatarán participación en el mercado a las multinacionales que están exportando esos bienes hacia el país.

Sin embargo esto se hace cobrando más dinero al público consumidor y reduciendo el número de compradores que adquieren el producto.

Otra causa del uso de los aranceles es incrementar los ingresos del gobierno. Así, los aranceles de importación constituyen una fuente importante de ingresos para los países en vías de desarrollo.

Los aranceles de aduana siguen siendo una de las barreras comerciales de mayor uso, pese a que a menudo perjudican a los consumidores de bajos ingresos y tienen poca o nula repercusión en los de altos ingresos.

En los años recientes, la mayor parte de las naciones han intentado atenuar estas barreras e implantar políticas de un comercio más libre.

La Política comercial de los E.E.U.U.

Pese a haber sido una nación muy proteccionista en los primeros años de su historia; después de la Segunda Guerra Mundial; Estados Unidos cuenta con una política que tiende a estimular el libre comercio. Hoy las tarifas de ese país tienen un promedio apenas del 3,7 % ad-valorem para la mayor parte de los países del mundo.

Esto no significa que su política sea completamente abierta. El gobierno utiliza varias estrategias para estimular o desalentar el Comercio Internacional. Por ejemplo, para estimularlo cuenta con el TRATADO DE LIBRE COMERCIO DE NORTEAMERICA (NAFTA, en inglés, TLC, en español), que suprime la mayor parte de las restricciones (aranceles) entre EEUU, Canadá y México.

Pese a ello cuenta con la Trading-with-the-enemy Act (Ley de Comercio con el enemigo) que prohibe el comercio con países considerados enemigos de los EEU, como Corea del Norte y Cuba.

Por otra parte estimula las exportaciones mediante leyes como la Foreign Sales Corporation Act (ley de empresas de ventas en el extranjero) que permite a los exportadores estadounidenses establecer filiales en el extranjero y no pagar impuestos sobre los ingresos de ellas hasta que las ganancias sean enviadas a la empresa matriz.

Otras Barreras Contra el Comercio

Una de las razones más comunes es estimular la producción nacional.

Otra es alentar las exportaciones y contribuir a crear mercados mundiales proporcionado a las empresas del país subsidios por medio exenciones fiscales y financieras a bajas tasas de interés.

Esta estrategia no es solo usada por los países latinoamericanos sino también por Japón y otras naciones del sudoeste Asiático; incluso los EEUU, aunque en forma más limitada.

Las metas más comunes que se buscan con las barreras comerciales son:

  • Proteger a las empresas nacionales en contra de la competencia extranjera
  • Proteger a las industrias que apenas acaban de instalarse
  • Proteger el empleo
  • Sustituir importaciones; estimulando la protección nacional
  • Promover el desarrollo de la actividad exportadora
  • Reducir la dependencia respecto a los proveedores extranjeros
  • Estimular la inversión directa, tanto nacional como internacional
  • Atenuar problemas relacionados con la balanza de pagos
  • Evitar el dumping

Tipos de Barreras

* Barreras basadas en el precio: a través del arancel de aduana. Por ejemplo, a algunos productos de tabaco que entran en Estados Unidos se le agrega un arancel ad-valorem del 100 %, con lo cual su costo se duplica para los consumidores estadounidenses. Ello conlleva; con aranceles elevados; a que aumenten los ingresos del gobierno, se desalienten las importaciones y hacer más atractivo los productos nacionales.

* Limites de cantidad: o “cuotas”; restringen el número de unidades que pueden importarse. Esa cuota se llama embargo cuando se fija en cero como en el caso de los puros habaneros procedentes de Cuba a los EEUU. Si la cuota anual se establece en 1.000.000 de unidades, no podrá importarse una cantidad mayor durante un año; una vez alcanzada la cuota, las importaciones adicionales se devuelven al país exportador.

* Fijación de precios internacionales: en este caso un grupo de empresas internacionales establece precios o volúmenes de venta con el propósito de controlar el precio. A esto se le da el nombre de cártel. Un buen ejemplo de ello es la OPEP (Organización de los Países Exportadores de Petróleo), formada por Arabia Saudita, Kuwait, Irán, Irak y Venezuela; entre otros. El cártel regula la oferta de petróleo y de esa manera controla el precio y las ganancias. Esta práctica es ilegal.

* Barreras no arancelarias: son aquellas constituidas por normas, regulaciones y trámites burocráticos que retrasan o impiden la compra de productos del extranjero; como por ejemplo: un procesamiento lento de los permisos de importación (licencias de importación); el establecimiento de normas de calidad que excluyen a los productos extranjeros; demora considerable en los controles sanitarios, etc.

* Límites financieros: Hay varios límites financieros. Uno de los más comunes son los controles de tipo de cambio que restringe el flujo de divisas; como por ejemplo con un dólar diferenciado. Otro control consiste en limitar las divisas que pueden sacarse del país. (Este tema será tratado más ampliamente en Mercado de Cambios).

Otro control financiero consiste en exigir que las importaciones sean pagadas a la vista; es decir establecer controles de pago a las importaciones. Como ejemplo en este sentido tenemos las recientes medidas tomadas por nuestro par en el Mercosur, Brasil.

* Controles de la inversión extranjera: son límites a la inversión directa extranjera, a la transferencia o envío de fondos.

* Política de “compre productos fabricados en el país” “compre productos nacionales” a través de regulaciones que discriminan a los proveedores extranjeros.

* Barreras técnicas: normas relativas a la salud, la seguridad, el tamaño y las medidas crean barreras comerciales que excluyen a los productos que no cumplan con ellas. Procedimientos de prueba y certificación; inspecciones en planta; procedimientos lentos y engorrosos que proporción costos adicionales que recaen sobre el exportador y en consecuencia sobre el producto.
 

DUMPING
 

Se define como la exportación a un precio inferior al valor normal.
Constituye una competencia desleal.
Constituye una amenaza a la producción nacional, razón por la cual un país puede ejercer su defensa estableciendo un derecho antidumping. Osea que se debe distinguir bien entre el free trade (libre comercio) y el fair trade (comercio leal), sobre la base de la reciprocidad.

“ Un producto puede ser considerado como objeto de dumping; es decir como introducido en el mercado de un pais importador a un precio inferior a su valor normal; si el precio de exportación de dicho producto, cuando es exportado de un país a otro es inferior, es inferior al precio comparable fijado en el curso de operaciones comerciales normales para un producto similar destinado al consumo en el país exportador.”

Banner
Banner
Banner